Sobre Mí


Mi nombre completo es Juan Andrés Abellán Aznar. Tuve mi primer contacto con la informática a la edad de cuatro años, cuando mi tío compró el primer PC de la familia. A los cinco años heredé una MSX con la que introducirme en el mundo de los videojuegos, y a los 9 obtuve mi propio PC y mi primera videoconsola, una PSX. Prácticamente desde que jugué a mi primer videojuego (el Pitfall de MSX) tuve claro que quería dedicarme al desarrollo de videojuegos.

A los 12 años comencé a estudiar informática, y desarrollé mis primeros videojuegos. Al principio fueron aventuras conversacionales muy básicas (las cuales estaban desarrolladas en HTML mediante el editor FrontPage), pero pronto empecé a introducirme en el mundo de la programación, lo cual me permitió embarcarme en proyectos más avariciosos gracias al lenguaje de programación C. Más adelante, un golpe de suerte me permitió descubrir el software RPG Maker XP, y con él los Game Engines en general. Con esto mi punto de vista sobre el desarrollo de videojuegos cambió radicalmente, y gracias a la llegada de Internet a casa, empecé a trabajar en equipo con otros desarrollares.

Llegada la hora de elegir carrera, lógicamente me decanté por la informática, dado que todavía no existía ninguna carrera orientada a los videojuegos. Estudié Ingeniería Superior en Informática en la Universidad Jaime I (Castellón). Me centré en el itinerario de programación, con lo que amplié mi repertorio de lenguajes, y gracias a las optativas de Informática Gráfica desarrollé mi primer motor 3D. Durante esta época conocí a más gente interesada en el sector, y participé en diversas GameJam. Cursé mis prácticas en el iNIT (Institute of New Imaging Technologies), donde trabajé en el proyecto Gamesonomy y por primera vez dirigí mi propio equipo de desarrollo. También fue durante este periodo que participe en diversos concursos de videojuegos obteniendo diversos galardones.

Fue durante mis prácticas que los estudios que estaba realizando se extinguieron, lo cual me obligó a pasarme al Grado en Informática, pero debido a diversos problemas que se generaron a raíz de dicho traslado, me vi forzado a abandonar los estudios en la Universidad Jaime I. Llegado a este punto, decidí dejar aparcados los estudios durante una temporada y probar suerte en el mundo profesional. En mayo de 2015 me di de alta como autónomo y convertí en profesional Dark Elf Studios, que era el nombre bajo el que publicaba mis proyectos amateur.

Durante algo más de un año me dediqué al desarrollo de videojuegos (y aplicaciones en general) como freelance, y descubrí lo duro que es el mundo profesional. Trabajé en un par de proyectos para terceros y publiqué TóCALO, mi primer proyecto profesional. Sin embargo las ganancias no daban para mantenerme como autónomo a tiempo completo, y cuando finalizó la tarifa plana que el gobierno ofrecía, tuve que darme de baja. Como freelance cometí muchos fallos a causa de desconocer el funcionamiento de la industria, pero a su vez aprendí mucho de ellos.

Tras mi etapa como profesional, decidí retomar mis estudios, y por comodidad me matriculé en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) en el Grado en Informática. Actualmente me encuentro cursando dichos estudios, mientras que a su vez realizo diversos cursos relacionados con los videojuegos para complementar mi formación.