Primera Generación | Realmente, Como en Casa en Ningún Sitio (II)

Pues aquí estamos otra semana, y seguimos viendo los orígenes de las videoconsolas. Hoy nos toca dar un vistazo a lo que se conoce como primera generación, así como a sus principales representantes. No sé vosotros, pero yo desconocía muchos de los modelos de los que hablaremos 😛

Primera Generación

Como ya hemos mencionado, la Magnavox Odyssey fue la primera videoconsola de carácter comercial en salir al mercado. Pero no fue la única. Más de 200 compañías vieron negocio en los videojuegos para televisión. Durante los años que duró la primera generación de consolas, casi 900 máquinas diferentes fueron lanzadas al mercado. La mayoría de ellas eran simplemente clónicos de Pong (en su mayor parte, aunque también de otros éxitos del arcade), o de alguna consola de “primera marca” ya disponible en el mercado.

Tecnología

Por la época en que surgieron, ya podéis imaginaros el tipo de tecnología que usaban estas consolas. Estas máquinas todavía no contenían un microprocesador, por lo que simplemente consistían en diversas máquinas de estados programadas directamente sobre circuitos lógicos discretos. Esto mejoró de cara al final de la generación, donde se comenzaron a utilizar circuitos integrados.

Con una potencia de cálculo tan reducida, la salida gráfica estaba muy limitada. Ya hemos comentado que la Magnavox Odyssey sólo podía mostrar tres puntos por pantalla (en cuanto a la puntuación… más te valía tener papel y lápiz cerca). Poco a poco fueron mejorando las máquinas, y fue posible mostrar colores y formas más complejas, incluido texto. Respecto al sonido, las primeras máquinas no producían ninguno, y las más avanzadas sólo eran capaces de reproducir pitidos y zumbidos.

Consolas Destacadas de la Primera Generación

Como ya se ha comentado, durante los años que duro esta primera generación, casi 900 máquinas salieron al mercado. Obviamente, no vamos a hablar de todas ellas. A continuación están las más destacadas:

Para Jugar en Casa

Atari Home Pong

Reconozcamoslo, Pong ha sido uno de los mayores éxitos de la historia de los videojuegos. Y sus creadores no iban a dejar pasar ese tren. En 1974, uno de los ingenieros de Atari propuso crear una versión de Pong que se pudiera conectar a un Televisor. Utilizando como base los mismos diseños de la máquina arcade, Allan Alcorn y Harold Lee comenzaron a trabajar en el prototipo (conocido internamente como Darlene). Para la segunda mitad de 1974, una primera versión ya estaba disponible. Consistía en una simple estructura de madera, dentro de la cual se encontraba el chip más potente hasta el momento utilizado en un aparato destinado al uso comercial a gran escala.

Con un prototipo funcional, Nolan Bushnell comenzó a buscar posibles distribuidores dentro de la industria de los juguetes electrónicos. Pero, cosas de la vida, nadie estuvo interesado en la máquina. ¿Después del éxito de Pong nadie vio negocio en una versión casera? Las razones oficiales, que sería demasiado caro de producir y al público no le interesaría. Finalmente lograron encontrar un socio, y las primeras unidades de Home Pong fueron vendidas al público a través del departamento deportivo de Sears Roebuck, una gran cadena de centros comerciales.

Versión final de Home Pong.

Para navidades de 1975, Atari tenía preparadas 75000 unidades de la nueva consola para su venta directa al público, pero los representantes de Sears solicitaron el doble. Aún sabiendo que no podrían con la producción, aceptaron el trato. Esto ocasionó que Atari tuviera que adquirir una nueva fabrica (dedicada en exclusiva a la fabricación de la Home Pong) para poder cumplir con la demanda solicitada. Con un precio de salida de 98’95$, consiguieron agotar todas las existencias fabricadas.

Coleco Telstar

Coleco Telstar Original.

La empresa Coleco era una juguetera americana fundada en 1932 (actualmente desaparecida). En 1976, visto el éxito de otras compañías, decidió entrar de lleno en la industria de los videojuegos (al igual que docenas de compañías de la época). Para el año 1978, Coleco había lanzado al mercado catorce modelos diferentes dentro de la serie Coleco Telstar. El modelo inicial estaba basado plenamente en la Home Pong de Atari. Incluida una base con dos controladores para ambos jugadores, y permitía jugar a otros juegos usando Pong a modo de base, como balonmano o hockey.

Modelo Arcade… Vaya engendro >.<

Siendo los primeros modelos producidos en madera, pronto cambiaron la carcasa por una de plástico, y a partir del modelo Ranger lanzado en 1977, la consola era compatible con una pistola de luz. El modelo Colormatic permitía utilizar gráficos a color, y el Combat incorporaba cuatro joysticks para el control. Básicamente, había una Telstar para cada tipo de jugador (el modelo Arcade hasta incorporaba un volante para juegos de carreras). Con un precio inicial de unos 50$, el conjunto de los catorce modelos llegó a vender más de un millón de unidades entre 1976 y 1978.

Color TV-Game

En 1977, debido al éxito de Atari con Home Pong, Nintendo decidió que había llegado el momento de dar el salto a las consolas domésticas. Entre 1977 y 1983, cinco modelos diferentes de la serie Color TV-Game salieron a la venta, producidas en conjunto con Mitsubishi Electronics (aunque no salieron de Japón).

Color TV-Game 6.

Para los dos primeros modelos, conocidos como Color TV-Game 6 y Color TV-Game 15, Nintendo adquirió una licencia por parte de Magnavox para poder utilizar juegos basados en los de la Odyssey en sus propios sistemas. Ambas podían ser alimentadas tanto por baterías externas (pilas de toda la vida) o mediante adaptador AC. El modelo Racing 112, lanzado en 1978, incorporaba un volante al más puro estilo arcade, e incluía un juego similar al arcade Speed Race, lanzado por Taito en 1974. Este modelo es remarcable ya que se trato del primer proyecto de Shigeru Miyamoto en Nintendo.

Modelo Racing 112; algún día tendré una.

Dos modelos más fueron lanzados dentro de la serie: el Block Kuzushi en 1979 y el Computer TV Game en 1980. El primero incluida seis variaciones del mismo juego, basado en el famoso Breakout. El segundo se trataba de una versión casera de unos de los primeros arcades desarrollados integramente por Nintendo, conocido como Computer Othello.

Computer TV Game, último modelo en salir.

Las diversas consolas de la serie Color TV-Game tenían un precio entre los 9800¥ y los 48000¥, dependiendo del modelo y edición. Entre los cinco modelos llegaron a vender más de cinco millones de unidades, lo que la convierte en la consola de primera generación más vendida.

Magnavox Odyssey

Ya hemos hablado anteriormente sobre la Magnavox Odyssey, la primera consola de videojuegos de la historia. En 1974, Philips absorbió a Magnavox, y entre 1975 y 1977 ocho nuevas máquinas diferentes fueron lanzadas al mercado.

La primera de ellas fue el modelo 100, en 1975. Se trataba de una versión con su propio chip dedicado, y la posibilidad de utilizar baterías o adaptador AC. Incluía dos juegos, Tennis y Hockey. Al poco tiempo salió el modelo 200, que básicamente se trataba de una versión “de lujo” de la anterior. Su principal novedad era que permitía, por primera vez, el juego simultaneo de cuatro jugadores (que en realidad eran sólo dos, con dos plataformas móviles para cada uno), además de añadir un nuevo juego: Smash.

Odyssey 300.

En 1976 llegó el modelo 300. Esta utilizaba un chip más potente, y su jugabilidad se parecía más al Pong de Atari que al Tennis de Magnavox. Además, permitía la selección entre tres niveles de dificultad. También en 1976 salió al mercado el modelo 400, el cual se trataba de una versión mejorada del 200, que añadía mecánicas como el saque automático o un marcador en pantalla. Una versión “de lujo”, el modelo 500, apareció poco después del 400. Añadía gráficos a color, y sustituía las simples barras por sprites de jugadores según el juego cargado, pero a su vez eliminaba el modo para “4 jugadores”.

Odyssey 500.

Los siguientes modelos, 2000 y 3000, simplemente mejoraron la potencia de la máquina, y permitieron el modo de un jugador para Smash. Fue en 1977, con el lanzamiento del modelo 4000, donde finalmente se incrementaron el número de juegos, añadiendo Soccer, Basketball y Gridball.

Un último modelo fue lanzado en 1977, el 4305. Este modelo consistía en un televisor Philips de 19 pulgadas que llevaba integrado en su interior la Magnavox Odyssey 300, la cual se controlaba mediante dos controles externos conectados al televisor vía cable.

Philips Odyssey 2001.

En Europa estas consolas salieron a la venta bajo el nombre de Philips Odyssey, llegando sólo los modelos 200, 2001 (4000) y 2100. La Magnavox Odyssey original fue lanzada a un precio de 100$, llegando a vender unas 350000 unidades.

TV Tennis Electrotennis

TV Tennis Electrotennis.

Se trata de la primera videoconsola lanzada en Japón, en septiembre de 1975. Fue desarrolla por la empresa Epoch Co. en colaboración con Magnavox, por lo que incluía su versión de Pong como único juego. Esta máquina introdujo una gran novedad tecnológica (quizás demasiado adelantada a su tiempo), y es que permitía conectarse a la televisión de manera inalámbrica mediante una señal UHF. No obstante, es considerada una de las consolas menos populares de la primera generación, ya que con un precio de unos 19000¥, apenas llegó a las 20000 unidades vendidas (aunque algunas fuentes aseguran que fueron tres millones… que cada uno crea lo que considere).

Para Jugar en la Calle

Durante la primera generación, no hubieron lo que técnicamente consideramos hoy en día consolas portátiles, sino que se trataban, más bien, de juegos electrónicos. No obstante, diversos modelos de un único juego fueron lanzados durante estos años. Estos hacían uso de unos controles básicos, luces LED como interfaz y sonidos mediante pitidos y zumbidos.

Mattel Auto Race.

De estos juegos, cabe destacar los modelos que Mattel lanzó entre 1977 y 1982, siendo el primero de ellos Mattel Auto Race. También es considerado dentro de esta generación el juego Simon, lanzado por Milton Bradley Company en 1978. Para quién no lo conozca (¿en serio?), se trata de un juego electrónico en el que, tras mostrar una determinada secuencia mediante cuatro botones con luces interactivas, el jugador debía reproducirla correctamente para ganar.

Temblores Antes del Seísmo

Gracias a la reducción de costes debido a la evolución tecnológica, muchas compañías fueron capaces de producir sus propias consolas (recordad, unas 900 consolas entre 200 compañías distintas). No obstante, la llegada de la segunda generación, concretamente el sistema de cartuchos, volvió de la noche a la mañana obsoletas todas esas máquinas. La capacidad de cambiar de juego, en lugar de tener diversas consolas dedicadas, llevó a la desaparición a estas últimas.

Los cartuchos, combinados con la saturación del mercado, ocasionó lo que se conoce como la crisis de 1977, un evento casi instantáneo por el cual, de más de 200 compañías diferentes, sólo 18 consiguieron sobrevivir para llegar a desarrollar una máquina de segunda generación.


¡Cuanta maquinita! Como he mencionado, quitando Home Pong y Odyssey, el resto no las conocía. ¡Y me considero Nintendero! En fin, espero que haya gustado este resumen de la primera generación de consolas. ¡Nos leemos!

Volver al Índice

¿Quieres estar al día de todo lo publicado en el blog?
Pues para ello puedes suscribirte mediante ese bonito formulario que tienes más abajo, o simplemente puedes seguirme en mi cuenta personal de Twitter
(o ambas cosas si te animas :D)

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *