Algunas Explicaciones…

Mucho ha llovido desde la última publicación en el blog. Lamento informaros que todavía pasará algo más de tiempo para que se retome la actividad del mismo. No obstante, considero necesario escribir esta entrada, en la que doy algunas explicaciones sobre porque ha ocurrido este parón.

En un principio, el blog entro en pausa debido a la carga académica que me suponieron los exámenes de junio: se me iba todo el tiempo con el estudio, y me era imposible dedicar tiempo a redactar las entradas. La idea era que a finales de junio, o como muy tarde a principios de julio, el blog volviera a su actividad normal. No obstante, las cosas nunca salen como uno espera (cosa que me ocurre demasiado a menudo (-_-)).

Este verano han ocurrido una serie de problemas personales, laborales y académicos que, por separado, no habrían supuesto ningún problema, pero la suma de los mismos me llevó a un punto en el que me vi obligado a cancelar todos los proyectos en los que estaba participando, y dedicarame exclusivamente a ellos. Esto generó un estrés y una ansiedad que me quitaron las ganas de trabajar en nada. Llegó a tal punto, que «apagué» todas mis redes sociales y estuve unas semanas desconectado del mundo.

Poco a poco voy volviendo a la normalidad, pero, siendo sinceros, ahora mismo no me apetece tirarme encima todo el estrés que genera el tener que actualizar y mantener el blog, más que nada cuando es algo que estoy haciendo por gusto. Por ello, como he mencionado más arriba, todavía tardaré algo de tiempo en volver a escribir. Quizás para mediados de agosto, o si no a finales… Pero no prometo nada.

Bueno, esto es todo lo que os quería contar. Espero que no os suponga ningún inconveniente esta decisión, y si lo hace… pues sintiendolo mucho, pero si os molesta, cierre al salir.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *